miércoles, 25 de septiembre de 2013

MI PRIMER MERCADILLO




Hola, botiqueros !!!!

Cuando el verano del año pasado fui a la Feria de la Huerta y las Plantas de Quintes, no me imaginé ni por asomo que al año siguiente yo tendría mi propio espacio allí. Pero sí que le empecé a dar vueltas a la posibilidad. Aún quedaba un año así que fui madurando la idea.

El tiempo fue pasando y llegó septiembre, así que me puse en contacto con la Sociedad Cultural y Recreativa de Quintes , organizadores del evento, para reservar mi puestín. La ilusión era doble, ya que a parte de ser mi primer mercadillo y en un pueblo muy cercano al mío, iba a estar acompañada de mis amigas Águeda, de El Rincón de Nora y de Arantxa de Arantxa y sus manualidades .

Comenzamos a montar los puestos el sábado por la mañana y mientras mis amigas lo montaron en un pis pas, yo no acababa de ver el mío terminado, porque llevaba más cosas de las que me cabían, y eso que el puesto era grande, de 2 x 0,80. Y llega el primer sorpresón: mi costillo con dos pedazo pancartas que nos regaló a Águeda y a mí y con las que ya podemos decir que "somos unas pofesionales". No sé si me hizo más ilusión recibir la mía o ver la cara de mi cuchufleta cuando mi costillo le dio la suya :) El tiempo fue pasando y  había llegado la hora de comer y yo sin terminar de montar el sarao,jeje. Pues nada, para aliviar el stress nos fuimos a tomar un vermouth y recibimos la primera de muchas visitas de gente conocida: nuestros amigos Francisco y Eugenio. Entre risas y confidencias pasamos un rato muy agradable y nos fuimos a comer a mi casa con la comida que aportaron mis compis de mercado.

Y llegó la hora de inaugurar el mercado a las 17 de la tarde !!! Con mi puesto ya montado, lona incluída, comenzamos la aventura y a pesar de que nos habían comentado que el sábado iría menos gente a visitar el evento,comenzamos a recibir visitas de gente cercana, familia, amigos, seguidores de nuestros blogs y páginas, y también gente que no nos conocía. Yo hablé con mucha gente sobre lo que hago y sobre mis cursos, y la acogida fue estupenda. Me hizo mucha ilusión poner cara a gente que sigue las andanzas de mi botica pero a la que no conocía en persona. La tarde del sábado fue por tanto un ir y venir de gente. A pesar de que mis expectativas en cuanto a vender no eran muy altas y yo ya me conformaba con vivir aquella experiencia y más al lado de mis colegas, tengo que decir que vendí bastante más de lo que pensaba.

Una de las cosas más bonitas de un mercadillo es conocer a otros artesanos. Pero estuvimos tan atareados el sábado que a las 7 de la tarde aún no había tenido tiempo a ir a ver los puestos vecinos. Eso sí, me escaqueé en cuanto pude a hacerles una visita. Y primera sorpresa: descubro que en mi pueblo hay unas chicas italianas que hacen empanadas y pizzas caseras y te las llevan a domicilio !!!
Bueno, fue de esas cosas que el destino te tiene preparadas, porque hacía pocos días que mi costillo y yo habíamos hablado de que nos apetecían unas pizzas, pero claro, desde la urbe no las suben hasta aquí. A mi lado tenía a mi cuchufleta de El Rincón de Nora y a mi derecha a una chica que decora tejas y hace unos preciosos cestos a mano. Los puestos fueron muy variados y había conservas, licores, cuadros, ropa de lana, bisutería, comida y libros, entre otras cosas. No quiero que me quede sin hacer mención a la preciosa exposición de productos de la huerta y plantas que había en el edificio anexo, junto con una muestra de pachtwork que me dejó enamorada.

Así fue pasando el sábado y nos fuimos a casa en una nube por la experiencia que estábamos viviendo y muy ilusionadas porque aún nos quedaba un día. Tras cenar, Águeda y yo nos pusimos a reponer cosinas que habíamos vendido pero ella se quedó sin bolitas de pulsera y sin papeles de scrapbooking y yo sin manteca de karité, jajaja, así que no nos quedó otra que irnos a dormir, eso sí, con muchas ganas de que amaneciera.

Y llegó el domingo, un día agotador porque el mercadillo duró todo el dia, pero nosotras muy contentas. Por la mañana gran afluencia de gente que acudió a la procesión de San Antonio, con un precioso ambiente asturiano. Por la tarde la gente empezó a venir tarde porque se estaban reservando para la degustación de postres y tortillas del concurso, jeje. Nosotras estuvimos también como el sábado muy entretenidas explicando a los visitantes lo que hacemos, promocionando nuestros cursos y en los ratos libres intercambiando experiencias y productos con los compañeros de mercado.Las ventas del domingo fueron también muy buenas y terminamos el día con un subidón de adrenalina mercadil :)

Y ahora dedico unas cuantas líneas a la parte que más me gusta de este post: los agradecimientos, porque tengo mucho mucho que agradecer. Comienzo ( es un poco largo,tened paciencia :)

- A la Sociedad Cultural y Recreativa Clarín, de Quintes, por darnos la oportunidad de mostrar lo que hacemos, y por esos puestos tan curiosos que nos distéis dejándonos escoger el sitio.

- A mi compañera de al lado, Cristina, por la idea que me dio para que mis productos se vieran mejor, y por prestarme lo necesario para llevarlo a cabo.

- A Andrea, hija de una de las chicas que hacen empanadas y pizzas, por su simpatía y dulzura, y por la admiración que mostró por mis productos con tan sólo 7 añitos y las compras que me hizo.

- A Gonzalo, un ángel de luz con pelos indomables, que casi me hizo llorar con su ternura y simpatía, y que me recordó cuánto me gusta mi otro trabajo. A sus padres, por hacernos partícipes de momentos especiales plasmados en fotografías, y por su coraje y dulzura.

- A las chicas de las empanadas ( siento no acordarme de su nombre :( ) por mostrar tanta admiración por lo que hago y mostrarme lo que ellas hacen, y los regalinos culinarios que me hicieron que,por cierto,estaban buenísimos !!!

 - A Rubén, de Licores y Aguardientes Hijoputa , por el intercambio de información que tuvimos y por mostrarme que a los hombres también les puede gustar los pequeños detalles y los trabajos manuales.

- A Las lanas de Su , por el regalín que me hicieron y su simpatía y cariño.

- A mis dos familias, la mía y la política, por ir a visitarme y arroparme en esta aventura, y por estar siempre ahí.

- A los costillos de mis amigas Arantxa y Águeda, por ayudarnos tanto tanto tanto en los días previos al mercado y durante éste. Chicas, ya os lo dije, pero me repito: teneís unos hombres a vuestro lado que valen su peso en oro. Gracias a Marce por estar al pie del cañón los dos días, siempre de buen humor y por hacernos de pinche para lo que necesitáramos. A Jesús, por estar también pendiente de todo y ocuparse de los críos, y por no faltar a la cita cuando podría estar en casa tirao a la bartola en su día libre o disfrutando de una de sus aficiones preferidas.

- A mis seguidores de La Botica de Eva, que quisisteis conocerme a mí y a lo que hago en persona. A los que no pudisteis ir pero me mandasteis mensajes de apoyo.

- A mis amigos, los que fuisteis y los que no, por estar siempre ahí, sin condiciones.

- A mi amiga Arantxa, por el enorme esfuerzo que hizo acudiendo a este mercado con su puestín, estando trabajando en turno de noche. Por ser amiga aparte de compañera. Por tu fuerte personalidad y sinceridad.

- A mi cuchufleta Águeda, por unirte a mí en esta aventura de los mercadillos. Por el esfuerzo que hiciste para poder tener cosinas hechas y no faltar a nuestra cita, a pesar de los contratiempos de salud y familiares. Por la admiración que te tengo y que me tienes. En definitiva, por ser como eres.


No sé que demonios le pasa a Blogger, o tal vez es mi ordenador que ya pide otro, que no me deja subir las fotos del mercadillo. Como estoy impaciente por compartir con vosotros este post, dejo las fotos para otro día.

Y aprovecho para deciros que me tomo unas pequeñas vacaciones de hacer vuestros pedidos, pero sigo aquí preparando talleres y mercadillos y alguna sorpresa más.Gracias y hasta pronto !!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada